2009/02/25

El final de la inocencia, Linzi Glass


Este libro cuenta la historia de una familia sudafricana, a través de la mirada de Emily, la hija, una muchacha extraña y poco femenina para su edad. Sus padres están siempre discutiendo, excepto cuando van otras personas a vivir a su casa, ya que ellos acogen a quien lo necesita. En esta casa también está Buza, un viejo que trabaja para ellos, al que la protagonista tiene mucho aprecio, ya que es el único que le hace caso, le da cariño y le cuenta historias para que ella pueda comprender la vida. Aquí también vive Lettie, la criada. Los problemas comienzan cuando un día llega una familia de gitanos a su casa, un matrimonio con dos hijos, que les parecen muy raros en un principio, pero que simpatizan pronto con Emily y su hermana. Sin embargo, ocurrirá algo con uno de los hijos de la familia gitana y la hermana de Emily, que va a hacer que la familia gitana se marche, lo que encadenará una serie de problemas que van a hacer cambiar la vida de todos.
A mí me gusto mucho esta novela porque es distinta de lo que había leído hasta el momento. Cuenta la historia con alguna palabra zulú, lo que hace que te enganche más al libro y te imagines el lugar en el que está sucediendo, además, ocurren cosas que te hacen darte cuenta de lo mal que lo pueden pasar los niños que no tienen el cariño de sus padres y de que no siempre debemos fiarnos de todo el mundo.
Silvia (3ºESO A)

1 comentario:

Cristina dixo...

Grazas por "estrear" esta novela. Gústame moito o que dis dela, sobre todo cando te refires ó poder evocador das palabras en "zulu", que te trasladan a un mundo descoñecido. Acertaches de cheo, de forma intuitiva, na súa función!!!
Xa estou desexando saber que che parece El barón rampante!